Drenaje linfático

El drenaje linfático actúa directamente sobre el sistema linfático. Sus efectos beneficiosos sobre la piel son muy positivos ya que activa la circulación y ayuda a eliminar las toxinas y la retención de líquidos.

Es un tratamiento especialmente indicado para mejorar y acelerar la recuperación de las personas que se hayan sometido a una intervención de cirugía estética como son la liposucción, implantes mamarios y cirugía de mastectomía. Habitualmente, tras estas operaciones quirúrgicas son recomendables entre 10 y 20 masajes de drenaje linfático, aunque este número puede oscilar dependiendo de las características propias de cada paciente.